Respondiendo tuits sobre la generación de cristal

Tuiter: Jue**** con la generación de cristal, ya no se puede ni respirar ni hasta con la propia pareja, también es que tienen una ganas de joder impresionantes.


Nosotres: Tu pareja y tú ¡son libres de respirar! Siempre que usen cubrebocas en público y que tu pareja tenga ganas de respirar contigo. Si no, te recordamos que todavía hay muchas prácticas dentro de las relaciones de pareja que son violentas pero siguen normalizadas y seguiremos jodiendo hasta que no lo estén.


Tuiter: Esta generación de cristal me tiene muy harta ya.


Nosotres: Disculpa las molestias, pero estamos intentando construir un mundo diferente donde todes tengamos espacios seguros y felices. Seguiremos haciendo ruido, te invitamos a que entiendas por qué.


Tuiter: No se dice “generación de cristal”, se dice “falta de inteligencia emocional”.


Nosotres: Estar acostumbrade a la violencia y ser indiferente a las realidades diversas no es sinónimo de inteligencia emocional; así como la empatía y la necesidad de crear conciencia sobre la normalización de la violencia no es sinónimo de debilidad. Te invitamos a terapia para que puedas entender la diferencia.


Tuiter: ¿Cómo amaneció hoy la generación de cristal? ¿Ya se ofendieron porque otro piense diferente?


Nosotres: ¡Amanecimos muy bien! Todavía con ganas de derrocar al patriarcado, eliminar la homofobia y la transfobia. Y no, todavía nos falta ofendernos porque alguien piense diferente; sin embargo, nos sigue ofendiendo muchísimo el machismo cotidiano y la violencia disfrazada de humor. Pero suficiente sobre nosotres, tú cuéntanos: ¿ya te ofendió el lenguaje inclusivo? ¿la lucha por los derechos humanos? ¿nuestros deseos de igualdad?


Tuiter: No es que sea una generación de cristal por sí misma, sino que está tan influenciada por la agenda progresista que siente que hacerse la víctima es lo más cool que existe.


Nosotres: Sabemos que la palabra víctima tiene connotaciones negativas y de debilidad para algunas personas; sin embargo, nosotres hemos descubierto que nos ayuda a nombrar e identificarnos como sobrevivientes de situaciones de violencia y discriminación. No nos molesta ser víctimas, peleamos porque nadie más tenga que serlo y por ayudar a que quienes lo son y no se dan cuenta lo vean y puedan salir de esos círculos. ¿Es cool ser parte de un grupo de personas que se niegan a que su dolor sea invisibilizado? Sí, es bastante cool.