¿Qué p*do con lxs LGBTQ+ y el infierno?

Por Juan Mascorro



Algo que muches hemos escuchado es que todes les integrantes de la comunidad LGBTIQ+ nos vamos a condenar y a ir a las llamas eternas del fuego y el castigo eterno, pero ¿de dónde sale la obsesión de mandarnos al Averno?


Si te ha tocado escuchar este comentario, te apuesto que viene de alguna persona que practica alguna religión abrahámica monoteísta, (judaica, cristiana, musulmana), o vive en una cultura embebida en sus tradiciones, sobre todo en nuestro país, México.


Estas religiones basan sus principios en “mandatos” divinos establecidos hace miles de años, por una cultura pastoral nómada, para quien el tema de la reproducción y la multiplicación de su pueblo era básico para su supervivencia y la lucha contra sus rivales territoriales.


El gran problema vino cuando esas religiones se convirtieron en las principales del mundo occidental, integrándose en la vida política y jurídica de los países donde se practicaban, lo que provocó que países modernos quisieran tomar como base de sus esquemas morales lineamientos que inventaron hombres hace más de 3000 años.


Lo curioso es que, como siempre, las personas encontraron en esas religiones los motivos para justificar sus deseos de exclusión y discriminación, escogiendo estratégicamente las normas que les convenían y olvidando las que no les eran útiles, justificando de esa forma sus argumentos LGBTfóbicos, machistas, xenófobos y de odio.


Así que la siguiente vez que una tía religiosa te diga que te vas a ir al infierno por ser de la comunidad LGBTIQ+, dile que su esposo no se puede rasurar (Lev 19, 27) o si jala a ir apedrear personas por comer carnitas (Lev 11, 7).