¿Por qué sentimos orgullo de ser LGBT+?

Sentimos orgullo de que el odio no logra apagar nuestros colores.

Sentimos orgullo de amar nuestros cuerpos (a pesar de que el mundo nos enseñe a no hacerlo).

Sentimos orgullo de los derechos que hemos logrado que el Estado nos reconozca (y la lucha que sigue).

Sentimos orgullo de ser comunidad y cuidarnos entre nosotres.

Sentimos orgullo de ser libres, soñar juntes, resistir, revivir, no callar.