¿No todos los hombres?

Por Andrea Ramos

Aceptémoslo, a los hombres les gusta protagonizar TODO. Las historias, los trabajos, las conversaciones… hasta los movimientos sociales que no les están pidiendo su opinión. Por ejemplo, cada vez que se discuten temas feministas salen algunos a decir “no todos los hombres”… y wow es terrible. Hoy vamos a platicar por qué esta expresión es problemática y deberían sacarla ya de su repertorio.


Porque no es personal.

Cuando decimos “los hombres” no estamos nombrando a cada uno de los muchos millones que existen. Tú eres quien decide tomarlo a título personal y, honestamente, si sientes la necesidad imperante de aclarar que tú no eres así… quizás deberías revisarlo en terapia.


Porque ya lo sabemos.

Porque nos hemos encontrado con uno (o varios) que no acosan, que no violentan. Pero también sabemos que TODAS las mujeres que conocemos han tenido alguna situación de acoso o violencia, entonces perdón que no nos enfoquemos en echarle flores a los hombres por ser personas decentes pero estamos muy ocupadas intentando que el resto deje de violentarnos.


Porque la conversación no se trata de TI.

Sobre todo cuando las víctimas cuentan sus historias, lo que menos nos interesa es saber que tú sí eres una persona decente Roberto. En esos momentos lo que nos interesa es escuchar, apoyar y acompañar a la sobreviviente en su camino a sanar. No es tú momento, no es tú conversación y toda esa energía deberías canalizarla para que tus compas que no son decentes como tú, empiecen a serlo.


Porque no todos los hombres, pero sí todo el sistema.

Perdón, pero yo no hice las reglas, las hicieron ustedes. Y esas reglas dicen que nuestra sociedad está construida, mandada y regulada por lo que los hombres quieran. ¿No me crees? No me interesa. Hay muchos libros, muchos análisis y muchos post en esta plataforma que hablan del patriarcado y las consecuencias que tiene en las mujeres y las divergencias. Así que si tú eres uno de esos hombres que no son así, ¡felicidades por no acosar! ¡Felicidades por no ser violento! Ahí está tu porra, ahora ve y haz tu parte con otros hombres para que este teatrito del patriarcado le pare ya. Porque si dices “no todos los hombres” pero también haces caso omiso a las violencias que suceden a tu alrededor, entonces “sí, todos los hombres”.