Ni el mezcal, ni el carnaval, ni querer ser corporal me vuelven objeto sexual.

Aquellxs con plataformas que forman y educan a miles de jóvenes mexicanxs deben responsabilizarse de cómo actúan, y si no la hacen lo vamos a exigir nosotrxs.

En nuestro país el 40% de los feminicidios son a manos de un familiar o novio de la víctima, es por eso que no, no por ser tu pareja dispones ni de sus “nalgas” ni de su cuerpo, mucho menos cuando esta está en un estado de poco control sobre ellxs mismxs.


Estas acciones moldean a miles de personas que creen que es normal disponer del cuerpo de una mujer solo porque no ha dicho “NO” verbalmente.

Que un chiste violentando a una mujer “querida” sea tan celebrado y normalizado solo nos deja con el cuestionamiento de “¿por qué les sorprenden los feminicidios si a diario ejercen la violencia?”


Desaprobar conductas machistas es realmente necesario.

Juntxs podemos reconocer,

combatir y abolir estas violencias, pero primero las tenemos que hacer visibles, así que ¡hagan el ruido que quieran! Para que ni a un machito más se justifique con un simple

“avisada estás”.