Nada que curar

1990: La Organización Mundial de la Salud (OMS) elimina a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. No hay nada que curar.

2008: La OMS elimina a la transexualidad de la lista de enfermedades mentales. No hay nada que curar.

2020: Los esfuerzos por Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género de las personas LGBT+ siguen permitiéndose en México. No hay nada que curar y el gobierno debe asegurarse de que estas torturas terminen.