Las mujeres no somos ángeles.

Por Andrea Ramos


Lo escuchamos en las canciones, en la poesía, en tuiter: las mujeres somos seres celestiales, etéreos, bellísimos, misteriosos que estamos por encima de los vicios de la raza humana. Y aunque podría parecer que todas estas palabras son halagos, en realidad es una manera más de ponernos en una categoría diferente, apartada, dictada por alguien más en lugar de permitirnos autonombrarnos, reconocernos y ser reconocidas como personas iguales a todes.


Un tuitero dijo: Las mujeres son ángeles sin alas físicas, pero ciertamente son ángeles.


Nuestra respuesta: No no y no. Las mujeres somos personas, las mujeres somos humanas y como tal cometemos errores, aprendemos y crecemos. Llamarnos “ángeles” es una deshumanización disfrazada de cumplido. Los ángeles en la Tierra adornan las paredes y las iglesias, las mujeres imaginamos, creamos, construimos y soñamos.


Un tuitero dijo: Esas no son mujeres....las mujeres son delicadas, se cuidan, se asean, aman a sus hijos y la familia.


Nuestra respuesta: Las mujeres somos como se nos da la gana no como alguien nos dice que debemos ser. ¿Por qué les asusta tanto pensar que no todas las mujeres queramos cuidar hijes y estar en familia? ¿Porque si no lo hacemos nosotras no lo harían ustedes? Perdón amigOs, pero la época en la que las mujeres éramos lo que ustedes querían y necesitaban porque el sistema no nos dejaba de otra se está acabando, acostúmbrense.


Un tuitero dijo: Con el empoderamiento Femenino, las mujeres no ganan nada, pero se rebajan mucho.


Nuestra respuesta: ¿A qué nos rebajamos? ¿A no estar en un pedestal que el patriarcado nos construyó para que no nos movamos? ¿A ser incómodas para ustedes porque odian que les señalemos su machismo y su violencia? ¿A demostrar que no los necesitamos para sabernos poderosas, hermosas y valiosas? No nos importa “rebajarnos”, nunca necesitamos tu pedestal.


Un tuitero dijo: YO A MIS MUJERES LAS QUIERO SUAVES Y DELICADAS!!! NO MACHONAS!!!


Nuestra respuesta: Hoy es día de que te des cuenta de varias cosas Roberto:

No importa la relación que tengas con las mujeres, no son tuyas y nunca lo serán.

Las mujeres existimos para nosotras mismas, por eso no importa para nada como nos quieras.

Si te repele tanto estar con alguien que sea como tú… pues hay mucho por trabajar.