Expresiones gordofóbicas para ya nunca más decir.

Por Andrea Natzahuatza

Con este post no buscamos regañar a nadie, sino invitarles a reflexionar el uso que le damos a ciertas palabras en nuestro día a día. El lenguaje es una herramienta que nos ayuda a construir la realidad y por eso debemos usarla con responsabilidad.


Ahora, si alguna vez has usado alguna de estas frases tampoco es el fin del mundo, yo misma he usado algunas, pero lo importante es estar reflexionando de manera constante lo que decimos y por qué.


Also, tampoco queremos sus opiniones gordofóbicas que se disfrazan de preocupación por la salud. Besos.


"Comida de gordxs."

Llamarle así a la comida grasosa, azucarada o chatarra es caer en el estereotipo de que la gordura y la salud están peleadas. No todas las personas gordas son poco saludables y no toda la delgadez es sinónimo de salud, ya va siendo hora que dejemos de usarlos como sinónimos.


Además, ¿cuántas veces han tomado una foto de su apio y le ponen el comentario “comida de flacas”?



“Como gorda en tobogán”

Primero que nada, contra la gravedad se puede hacer muy poco, peses lo que peses. Segundo, hay muchísimas maneras de decir “empecé y no pude parar” sin tener que meter el peso de nadie en la analogía: como bici sin frenos, como tik toks en noche de domingo, como machito en los comentarios de nuestras publicaciones.

Quizás te interese: Body shaming en la comunidad LGBTQ+.

“Ay no estás gordx, estás bonitx”

La palabra gordx no es una mala palabra, es un adjetivo calificativo que no tiene nada que ver con la belleza. Cuando una persona se autodescribe como “gorda” hay quienes creen que es su responsabilidad decirles que no deben insultarse a sí mismxs con una palabra así y mejor les resaltan algo “positivo”. Tu valía no está en la belleza que tienes ni en la gordura que no tienes. Es el siglo XXI, ya es hora de que empecemos a darnos valor por las personas que somos y no por cómo nos vemos.

“Se les acabó su gordx”

Frase que se usa cuando alguien decide entrarle a la “vida fit”, o sea comer sano o hacer ejercicio. De nuevo amigxs, ya es hora de que dejemos de asociar la gordura con ser poco sanx o ser alguien que no se ejercita. Además, nadie quiere acabar con lxs gordxs, aquí les queremos a todxs.

Quizás te interese: El vello corporal no debería ser un tema tabú.

"Perdón por ser gordx."

Se nos tiene que quitar la costumbre de pedir disculpas por quienes somos cuando no ofendemos ni le hacemos daño a nadie. Lo malo de este tipo de frases es que siguen abonando a un discurso gordofóbico que no le ayuda a nadie, hacer sentir mal a alguien por su talla o peso no salva vidas, las destruye.