El género no es binario. El sexo tampoco.

El sexo y el género son mucho más complejos y matizados de lo que la gente ha creído durante mucho tiempo. Definir el sexo como un binario, es decir, como una categoría en la que solamente se puede ser “hombre” o “mujer”, es como pretender que el sexo es un interruptor de luz: encendido o apagado.


Pero en realidad es más similar a un interruptor de esos fresas, que te permiten ir atenuando la misma, donde muchas personas se sitúan en algún lugar entre hombre y mujer de manera genética, fisiológica y/o identitaria. Para reflejar esto, lxs científicxs ahora describen el sexo como un espectro.

Cuanto más hemos aprendido sobre la genética humana, más complicada se ha revelado. Debido a esto, la idea del género binario se ha vuelto cada vez menos defendible.


Diversos recientes descubrimientos sugieren que el proceso que determina el sexo biológico de las personas es complejo, y que las gónadas (glándulas sexuales que producen las células reproductoras) desarrollan una identidad donde la balanza puede inclinarse hacia el sexo que reflejan los cromosomas o no.


O sea, que el sexo no son solo nuestros genitales sino un conjunto de características sexuales que no siempre corresponden con lo que vemos ni con lo que "se espera".

A pesar de la evidencia, la gente se aferra a la idea de que el sexo es binario porque es la explicación más fácil de creer. Lo que también tiene que ver con las construcciones sociales y culturales (desde el género) que vemos en anuncios, películas, libros, música, básicamente en todas partes. A la gente le gustan las cosas familiares y el binario es familiar (especialmente si eres una persona cisgénero), porque es lo que nos han enseñado como la única realidad durante toda nuestra trayectoria personal y académica.


Pero la ciencia no siempre se preocupa por la ruta simple. Mucha gente todavía defiende lo binario mientras afirma ser científica, por ejemplo, describiendo las vivencias trans en términos de un binario definido por cromosomas, a pesar de que las investigaciones sugieren lo contrario.

La mayor parte de esos comentarios, contra las personas trans, contra las personas no binarias, contra todo lo que es diferente y desconocido, proviene de un lugar de ignorancia. Ampliemos nuestro conocimiento más allá de lo que nos es conveniente y se alinea con nuestra comodidad y privilegio. Investiguemos y cuestionemos la norma.



Fuente: https://www.nature.com/news/sex-redefined-1.16943


https://www.instagram.com/p/CPs9i4eN0rV/


Entradas Recientes

Ver todo

Hace poco acabé de asumirme como persona No Binaria; fue un proceso largo y nada fácil. Básicamente me tomó la primera mitad de mi vida (15 años) asumirme como hombre homosexual y la otra mitad de mi