Durante la contingencia a los hombres también nos toca:

- Cuidar de adultos mayores, hijos y mascotas y convivir con ellxs.

- Participar en todas las labores del hogar: limpieza, mantenimiento y organización.

- Analizar y comunicar nuestras emociones y pensamientos.

- Asegurarnos de que nuestro hogar esté 100% libre de violencia.

- Acompañar en la distancia a nuestros amigos, familiares, y demás seres queridos.

¡Y recuerda que cuando acabe la contingencia nos sigue tocando hacer todo esto!