¿De qué hablamos cuando hablamos de privilegio? (Lee todo antes de ponerte a la defensiva)

¿No tienes ningún impedimento para casarte en cualquier estado de tu país?

Eso es privilegio.

¿Nunca te han negado la entrada a un antro por cómo te ves o cómo vas vestido?

Eso es privilegio.

¿Nunca te han acosado sexualmente?

Eso es privilegio.

En tu infancia, ¿llegabas a la escuela en auto?

Eso es privilegio.

¿Nunca te han dicho que tu orientanción sexual es “solamente una etapa”?

Eso es privilegio.

¿Nunca has tenido que abandonar tu país para vivir seguro o tener para comer?

Eso es privilegio.

¿El idioma que hablas no es considerado inferior al idioma más hablado en tu país?

Eso es privilegio.

¿Nunca has tenido miedo de tomarle la mano a tu pareja en público?

Eso es privilegio.

¿Nunca has tenido miedo de caminar sin compañía por la banqueta?

Eso es privilegio.

No podemos deshacernos de nuestro propio privilegio, pero podemos informarnos y educarnos, reconocerlo, usarlo para mejorar las situaciones de otres y potenciar las voces de quienes normalmente no son escuchades.